Conflicto colectivo jubilación parcial personal laboral

UGT INICIA UN CONFLICTO COLECTIVO ANTE LA ADMINISTRACIÓN REGIONAL PARA MANTENER EL DERECHO A LA JUBILIACIÓN PARCIAL ANTICIPADA DEL PERSONAL LABORAL.

Hasta marzo del presente año (2108), el personal laboral que presta Servicio para la Administración de la Junta de Castilla y León se podía beneficiar del derecho a la jubilación parcial siempre y cuando se cumpliera con los requisitos establecidos en la Ley General de la Seguridad Social, variando a lo largo de los años de acuerdo con las distintas modificaciones legislativas el porcentaje de reducción de jornada, de un 85% inicial al 50% actual.

En el año 2013 con las reforma introducida en la Ley General de la Seguridad Social, se modifican los criterios de cotización por lo cual el jubilado parcial y la empresa deben cotizar hasta alcanzar de forma gradual hasta el 100% de las cotizaciones a la seguridad social, lo que conlleva un cambio en las cotizaciones y en los gastos de personal.

En marzo de 2018 después de un cambio de criterio por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, la Junta de Castilla y León paraliza la concesión de la jubilación parcial a todos los trabajadores laborales que la solicitan, contradiciendo a nuestro entender el derecho recogido en el artículo 86 del vigente Convenio Colectivo de aplicación.

Tras esta paralización, la Junta dicta en mayo del 2018 unas Instrucciones para realizar los “Contratos de Jubilación parcial y de relevo en al ámbito de la Administración General de la Comunidad de Castilla y León y sus organismos autónomos”, en las cuales se regula que el jubilado parcial sólo podrá acceder al 25% de la jubilación y no será sustituido; contratándose un trabajador o trabajadora relativista en otro puesto de trabajo distinto, e incluso en distinta localidad.

La Jubilación Parcial suponía un respiro en los últimos años de trabajo y permitía un rejuvenecimiento de las plantillas, bastante envejecidas en la Junta de Castilla y León, esta nuevo criterio cercena estos derechos y evita el rejuvenecimiento de las plantillas, algo fundamental.

Desde la UGT presentamos este conflicto colectivo porque pensamos que la Junta de Castilla y León vulnera el derecho a la jubilación parcial de los trabajares a su servicio, y porque entendemos que se ha vulnerado el derecho a la negociación colectiva en este supuesto, ya que el Estatuto Básico del empleado público considera un derecho individual ejercido consecutivamente el de la negociación de las condiciones de trabajo de los empleados públicos.

Tomás Pérez Urueña

Secretario de Acción Sindical de la FeSP-UGT Castilla y León

 

 

 

SÍGUENOS

Revistas

   
IR ARRIBA