LA JUNTA NO CREE EN EL CAMBIO CLIMÁTICO

Ante la llegada del verano y el aumento del peligro de incendios, la FeSP-UGT de Castilla y León convocó a los medios para denunciar la insuficiencia de medios propios en el operativo de incendios, la falta de una  planificación específica que se ajuste a  la nueva realidad climática. El único intento de modernización fue la ampliación del operativo firmado en el Acuerdo del 2018 y que la Junta está incumpliendo en el año 2019.

En un año que ha tenido una precipitación muy inferior a la media de los últimos años (entre el 30 y el 50 % menor) y unas temperaturas de rango estival en esta primavera (5ºC por encima de la media), la Junta de Castilla y León sigue con el mismo modelo de finales del siglo XX.

Lo que debe hacer la Consejería de Fomento y Medio Ambiente es activar de forma real, un volumen potente y coordinado de medios de extinción públicos para luchar frente a los incendios en su fase inicial y fomentar la prevención. Por eso decimos que parece que no se creen el cambio climático; pues el operativo, hasta el 15 de junio ,ha estado por debajo del 30% de media entre las distintas provincias. ¡Cuándo el Consejero ha reconocido que Castilla y León estaba en riesgo medio de incendios!

Valores medios de ocupación real hasta el 15 de junio, por Categorías:

1. Operador de Centro Provincial y Autonómico de Incendios: Sin personal en el turno de noche.

2. Director Técnico de Extinción y Jefes de Extinción: En mayo y junio NO había ninguno asignado. Aquí, la falta de planificación de la Junta tiene una segunda vertiente: el 30% de las plazas están vacantes y entre los que se encuentran en ocupadas, se jubilarán en 5 años otro 30%.

3. Escucha de Incendios: A día de hoy las torretas operativas están entre 25-15% de media y sin turno de noche. Y con una duración muy corta de sus contratos, pues la precariedad laboral es otra de las características del operativo propio.

4. Personal de Camiones Autobombas (Charlies): Esta primavera, la cobertura real (descontando el personal que se le ha dado vacaciones) no ha llegado al 50% (zona noroeste, donde estos equipos son más numerosos) y un 15% en el resto de la comunidad.

 

Quedarían tres elementos más, estos de gestión privada:

5. Helicópteros y Brigadas Helitransportadas. Los helicópteros están oficialmente operativos y se paga por los mismos. Al no existir dos brigadas por aparato se están pagando una serie de horas en las que no existe personal al que desplazar.

6. Retenes de Tierra. En esta primavera,los retenes han estado reducidos a  sólo 5 hombres en un todoterreno sin depósito de agua y sin cubrir los fines de semana. Aquí el porcentaje de activación ha sido del 40% (zona noroeste) y menos 20% (resto).

7. Maquinaria pesada. No se activa ninguna hasta el 1 de julio, por lo tanto, de ser necesarias en algún incendio, se tendrá que recurrir a sistemas extraordinarios.

En resumen se trata de un operativo corto, que no ha cubierto los riesgos producidos esta primavera. Como ejemplo más claro de la inoperancia del sistema actual, tenemos el reciente incendio de Hoyo de Pinares, en que la Junta declaró el nivel 2 no por las características del incendio, sino para poder recurrir a los medios de la Administración General del Estado y los medios de Extremadura; ante la insuficiencia de medios propios.

En resumen, UGT quiere denunciar:

  • La falta de datos oficiales sobre conatos de incendios, que permitirían demostrar la falta de medios en época primaveral.
  • El incumplimiento de la Junta en el ejercicio de sus competencias, con unos operativos que no están adaptados a la realidad climática actual.
  • La necesidad de una nueva planificación del operativo, con una estructura específica para luchar contra los incendios.

 

Leer / descargar en pdf: LA JUNTA NO CREE EN EL CAMBIO CLIMÁTICO.

 

 

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA