UGT DENUNCIA LA SITUACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN LA RESIDENCIA ASISTIDA DE SEGOVIA.

UGT DENUNCIA LA SITUACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN LA RESIDENCIA ASISTIDA DE SEGOVIA.

El viernes 5 de julio, UGT volvió a denunciar públicamente la falta de personal en la Residencia Asistida de Segovia. Denuncia repetida de forma insistente en el último año y que actualmente se ha agravado hasta hacerse insostenible y haciendo peligrar la calidad de servicio e impidiendo a los trabajadores ejercer su derecho a conciliar la vida laboral y familiar.

La razón principal radica en la insuficiencia de personal en plantilla y la secundaria, en la pésima gestión de las bolsas de empleo que está realizado la Junta de Castilla y León en su conjunto. Pues nos encontramos ante Bolsas de empleo agotadas, que se siguen rigiendo por el caduco sistema impuesto por la Junta en el año 2007 y que se ha demostrado totalmente ineficaz para las necesidades del año 2019. Pero no sólo están agotadas las bolsas de empleo, sino que para algunas categorías no existen trabajadores en el ecyl para realizar las coberturas de vacaciones, licencias sin retribución, incapacidades temporales o el resto de incidencias normales en el funcionamiento de un centro de estas características.

Ni siquiera las vacaciones solicitadas antes del 30 de abril y ya programadas están seguras, por falta de personal para realizar ese trabajo. Existe un riesgo cierto de que los trabajadores vean suspendidas sus vacaciones en las fechas programadas y todo por la ineficiencia de la Gerencia de Servicios Sociales. Esta falta de planificación estaba llevando al uso abusivo de las Necesidades de servicio y ahora podría suponer la suspensión de las vacaciones programadas para los trabajadores. Por eso, no dudamos en calificar de insostenible la situación en la Residencia Asistida de Segovia. En resumen, no se respeta el calendario laboral pactado y se recurre de forma permanente a la figura de la necesidad de servicio para mantener la actividad del centro: se recortan los derechos laborales de los trabajadores para cubrir la insuficiencia de medios de la Gerencia de Servicios Sociales.

Además, estas limitaciones recae en colectivos fuertemente feminizados y se agravan las diferencias entre las condiciones de trabajo de hombres y mujeres dentro de la Junta de Castilla y León.

 

Por otro lado, UGT denunció las altas temperaturas que soportan los trabajadores y residentes de la Residencia Asistida de Segovia, con valores que superan en más de tres grados las temperaturas máximas que establece la Ley de Prevención de Riesgos laborales. Situación, también, repetidamente denunciada por UGT y para la que la dirección del centro no ha tomado medidas correctoras.

 

En resumen, la Gerencia de Servicios Sociales de Segovia incumple el Estatuto de los Trabajadores, la Ley de la conciliación de la vida laboral, la Ley para la igualdad efectiva de hombres y mujeres, el Convenio Colectivo del personal laboral y la Ley de Prevención de Riesgos laborales.

 

 

 

Es por todo ello que desde UGT hacemos un llamamiento para que se respeten los mínimos funcionales y se aumenten las plantillas de los trabajadores, como medio de garantizar la calidad de servicio que nuestros mayores se merecen. Y lamentablemente, la falta de personal no es una característica de la Residencia de Segovia: es un mal endémico de toda la Comunidad Autónoma y que UGT seguirá denunciando.

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA