UGT DENUNCIA EL ABANDONO DEL LABORATORIO AGRARIO REGIONAL DE BURGOS

 

Resultado de imagen de laboratorio agrario regional de burgos

FeSP-UGT DENUNCIA EL ABANDONO DEL LABORATORIO REGIONAL AGRARIO POR PARTE DE LA CONSEJERÍA DE AGRICULTURA Y GANADERÍA.

                                                                                                                                                                                                              10 de julio de 2019

El Laboratorio Agrario Regional de Burgos es un laboratorio oficial de referencia y puntero dentro de España, dependiente de la Consejería de Agricultura y Ganadería. Se encarga de analizar las muestras recogidas en inspección de campo en materias siguientes:

1. Control medicamentos y sustancias prohibidas en piensos y agua.

2. Análisis de plaguicidas en piensos, vegetales de consumo humano y suelos.

3. Control de fraude en la composición de piensos y fertilizantes minerales.

Todo ello, es la columna fundamental de la seguridad alimentaria en Castilla y León y la protección frente al fraude de la producción de los productores primarios y empresas agroalimentarias de Castilla y León. Finalmente, se trata del único laboratorio oficial que existe en Castilla y León y que abarca toda la analíticas necesarias.

Todas las pruebas analíticas cumplen legislación vigente, tiene acreditación de ENAC y alcanza un número aproximado de 250 sustancias con posibles efectos negativos para la salud. Todo ello, le convierte en uno de los laboratorios acreditados con más amplia cartera de toda España.

Además; este laboratorio ha sido receptor de importantes inversiones públicas en estructuras y equipo, que han permitido que sea puntero. Con un gasto aproximado de 4.000.000 de euros en los ocho últimos años.

Toda esta inversión y servicio imprescindible para la sociedad de Castilla y León, y de forma especial para su medio rural, peligra por la negativa de la Consejería de Agricultura y Ganadería para dotarlo del personal suficiente. En concreto, denunciamos la necesidad imperiosa de cubrir, por Bolsa de Empleo en vigor, los puestos de personal Administrativo del centro. La urgencia deviene de la jubilación del único personal administrativo el día 20 de julio. A partir de aquí, se anulará la comunicación con proveedores y clientes, pues no se podrá dar entrada a las muestras, ni salida de los resultados.

Todo ello, supondrá la paralización absoluta de la actividad en el laboratorio. Este abandono de los productores de Castilla y León, de la calidad de la producción agraria y de la seguridad de la salud de los castellanos y leoneses, no tiene explicación posible. A menos que lo que esta Consejería pretenda sea favorecer el fraude alimentario o desmantelar este laboratorio, con consiguiente sobrecoste para las arcas públicas. ¡Y todo por la contratación de un administrativo!

Revistas

   
IR ARRIBA