35 HORAS: LA JUNTA SE DECLARA INCAPAZ

35 HORAS: LA JUNTA SE DECLARA INCAPAZ

En la tarde de ayer, tuvo lugar la última reunión con el gobierno de la Junta de Castilla y León y los sindicatos UGT-CCOO-CSIF para desbloquear la implantación de las 35 horas para todos los empleados públicos de la Administración Autonómica.

Siguieron defendiendo que la negociación se fijaba sobre los 3 ejes de siempre y uno nuevo que añadieron en este día (el nuevo conejo de la chistera). A saber:

- La equidad. Que todos los empleados públicos comiencen en la misma fecha. Argumento demostrado como falso por la parte social; pues, siempre, a Educación se le margina hasta septiembre. Y si se reconoce que las dificultades de implantación se dan en Educación y se puede retrasar, por el mismo argumento, no hay ninguna razón para que todos los departamentos en que no tiene coste, ni dificultad organizativa, se empiece con las 35 horas ya. A menos; que siguiendo la teoría Montoro: las zanahorias para el de final de la legislatura.

- Capacidad económica. Otro mantra, al que se ha pedido que nos demuestren la incapacidad económica. Sólo han ofrecido un dato, necesitan más de 120 millones para pagar la carrera profesional sanitaria, generada por el desastre de gestión de los medios públicos que han realizado. Pero al entrar en detalle, siempre acababan con la misma frase “no es la falta de presupuestos” la que impide la aplicación del acuerdo a partir del 1 de enero. ¿En qué quedamos? ¿Cuál es el problema?

- Prestación de los servicios y gestión de los medios. En ninguna de las reuniones han podido demostrar que exista pérdida en la calidad de servicios. La única pérdida reconocida es por problemas en la contratación de ciertas especialidades médicas. Este problema se va a agravar con seguir retrasando la implantación de las 35 horas. Y los problemas se generan por su inacción es estos meses. Son ellos, los que han cambiado calendarios, cerrado contratos en marcha y paralizado las medidas normativas necesarias para aplicar las 35 horas, asegurando la calidad de los servicios.

Como todas estas premisas ya habían sido refutadas en las anteriores reuniones, se sacaron el conejo de la chistera: Tenían que arrancar todos los procesos de las Ofertas de Empleo Público, para bajar la tasa de interinidad del 8%. Se inventan un nuevo parámetro para justificarse y seguir con su fin último: no reconocer que están incumpliendo un acuerdo y que toda sus vías negociadoras sólo persiguen, buscar un nuevo Acuerdo que entierre el Acuerdo de mayo del 2019. También se les demostró, que era una interpretación torticera, que esa meta del 8% es para el año 2022 y que no liga para nada a la negociación de las 35 horas. Como demuestra que ninguna de las CCAA en que se está aplicando las 35 horas han llegado a reducir este porcentaje de interinidad

Y después de todo este debate. ¿En qué consistía la nueva propuesta de la Administración? Empezar todos los empleados públicos el 31 de marzo de 2020, si la Administración desarrolla todas las convocatorias de las OEP. Y suponiendo que las mesas técnicas acaben sus trabajos antes de esa fecha. A lo que habría que añadir que no aparezcan, en este tiempo, una serie de “variables/incertidumbres no controlables” que hagan imposible su aplicación…y podemos seguir añadiendo todos los condicionantes que queramos.

Y todo ello, en oferta verbal, pues no se ha presentado un solo papel por parte de la Administración y al albur de lo que entendamos cada uno de los presentes.

En resumen, la reunión de ayer es la manifestación más evidente de que la Administración ha decido negociar en el modelo Whatsapp de carrera profesional (propuesta que extienda las pretensiones (…) a todo el personal de la Junta, pero redactada en términos legales muy ambiguos y poco claros, y sobre todo de difícil o imposible cumplimiento). Siendo imposible reconducir la Mesa a una negociación real de aplicación de las 35 horas.

Por lo tanto, ¿qué alega la Junta para no empezar ya con la implantación de las 35 horas? “Imposibilidad organizativa y no hay capacidad material”. Cuando se les pide que concrete en qué consisten estas incapacidades, solo obtenemos la callada por respuesta. Tanto tiempo de reuniones para saber que se declaran incapaces. Lo cierto, es que tenemos un gobierno asentado en el desgobierno, con dos partidos que quieren usar a los empleados públicos y a la Administración para sus guerras políticas y para deslegitimarse mutuamente, aunque sea a costa de paralizar la Administración Pública.

Por otro lado, no nos separan solo 3 meses, como quiere hacer creer a la opinión pública el Sr. Consejero de Presidencia. 3 meses son los que ya van a incumplir y otros tres que quieren añadir. Pero lo importante, es que nos separa la falta de documentación que justifique esa fecha, que dejan para presentar en unas “mesas técnicas” que deberán elaborar los calendarios y cambios normativos que ya estaban elaborados cuando tomaron posesión de sus cargos. Nos separa toda una serie de condicionantes que imponen y que convertirán en papel mojado cualquier acuerdo. En fin, nos separa la falta la confianza de buena fe negociadora.

En resumen, la Administración siguió inflexible en sus posturas mantenidas desde la primera reunión, que sólo buscan convertir en papel mojado el Acuerdo de mayo del 2019. Ante un incumplimiento tan manifiesto, ante la demostración palpable de la falta de intención de cumplir el compromiso del Sr. Presidente de la Junta y ante la falta de respeto que ha supuesto esta ronda de negociaciones, se MANTIENEN TODAS LAS MOVILIZACIONES.

Empezando por la HUELGA DE 24 HORAS del día 6 y las concentraciones en frente de las Delegaciones Territoriales de 12:00 a 14:00 y que seguirán hasta arrancar a la Junta la aplicación de las 35 horas.

PD: Lamentamos deciros que no acertaron los adivinos de la bola de cristal, no se habló nada sobre que piensa hacer la Junta con el Concurso Abierto y Permanente de funcionarios. Curiosamente, los dos proponen la misma solución para este concurso…

 

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA