UGT DENUNCIA EL DESPILFARRO DE RECURSOS EN PLENA CRISIS SANITARIA POR PARTE DE LA CONSEJERÍA DE FOMENTO Y MEDIOAMBIENTE

UGT denuncia el derroche de tener parados medios propios que deberían estar luchando contra la pandemia en labores de desinfección. En concreto, al conjunto de medios -humanos y materiales- asociados a los camiones autobombas del operativo contra incendios. Se trata de personal fijo con contratos cortos o ultracortos, pues la Junta de Castilla y León les condena a ser fijos discontinuos. Pero que a la vez, son medios que el art. 37 de nuestra Ley 4/2007, de 28 de marzo, de Protección Ciudadana de Castilla y León reconoce como uno de los servicios esenciales para la asistencia ciudadana. Y que en lugar de ser activados con carácter de urgencia están siendo llamados según las previsiones de un año normal, como si no existiese el estado de alarma y como si las labores de desinfección fuesen labores secundarias que no deben emprenderse por parte de la Junta de Castilla y León.

La necesidad de su utilización en estos tiempos de crisis sanitaria, ya no puede ser negada por la Consejería de Fomento y Medioambiente,y tímidamente ha empezado a utilizar a este personal para realizar labores de desinfección, como desde la UGT habíamos solicitado. Castilla y León no es la primera Comunidad Autónoma en activar a este personal, pues ya están trabajando en Murcia, Andalucía, Galicia, etc.

Por lo tanto, lo que queremos denunciar ahora desde UGT-FeSP es la lentitud y desidia en la activación. No se ha realizado ninguna activación urgente, ni diseñado ningún plan de respuesta frente a la situación de emergencia, se han perdido casi tres semanas sin respuesta proactiva de la Consejería de Fomento y Medioambiente aprovechando estos equipamientos.

Esta desidia demuestra la falta de voluntad política del gobierno del señor Mañueco para mantener con un servicio público de emergencias formado profesionalizado; en la cual, entendemos desde UGT el personal del operativo público de incendios debe ser un brazo fundamental.

Por supuesto, estas acciones requieren una formación básica de los empleados públicos (especialmente ante riesgos biológicos), unas labores de desinfección de los medios empleados para evitar que sean agentes transmisores y dotar al personal de los equipos de protección individual precisos a las labores encomendadas en el estado de alarma.

Estas son las cosas que desde UGT nos habría gustado oír al Consejero de Fomento y Medioambiente en su comparecencia del día 31 de marzo. Esta bien agradecer el trabajo realizado, pero lo suyo sería que él hubiese activado todos los medios de lucha que están en su mano y que desde UGT le habíamos demandado.

Finalmente, un deseo. Esperamos que el Sr. Juan Carlos Suárez-Quiñones Fernández no aproveche la situación para hacer eso que tanto le gusta: privatizar servicios y acabe contratando empresas externas para las labores de desinfección en el medio rural, que debería estar realizando desde el primer día con sus medios públicos.

 

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA