Jornada de Trabajo La Mujer, el Trabajo y los Cuidados en la Ayuda a Domicilio

POR LA DIGNIFICACIÓN DEL EMPLEO EN AYUDA A DOMICILIO Y EN CUIDADOS DE LA DEPENDENCIA

UGT, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, del próximo 8 de marzo, reivindica las necesarias mejoras de las condiciones laborales y más y mejores procesos de acreditaciones para las trabajadoras de Ayuda a Domicilio.


La Federación de Servicios Públicos (FSP) de la UGT de Castilla y León ha reclamado, en una jornada de trabajo organizada por la Secretaria del Sector Sociosanitario, que se acelere el reconocimiento de la cualificación profesional de los trabajadores de la asistencia a domicilio, de las que están pendientes en esta comunidad autónoma unas 5.000 personas.


En la Jornada de trabajo celebrada ayer  en Valladolid " la mujer, el trabajo y los cuidados en ayuda a domicilio"   se han analizado las condiciones laborales de estos trabajadores.


Son muchas las personas que trabajan en atención socio-sanitaria o ayuda a domicilio, gran  parte  no posee titulación oficial que acredite la formación necesaria recogida en la Ley de Dependencia, si bien dispone de la experiencia laboral necesaria para el desempeño de las funciones.


Es de obligado cumplimiento para estos trabajos disponer una determinada cualificación, y es obligación del Gobierno de la Comunidad favorecer los procedimientos de evaluación y acreditación para la consecución de tal fin.


El R.D. 1224/2009, de reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral, estableció el procedimiento y los requisitos para la evaluación y acreditación de las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral o de vías no formales de formación, así como los efectos de esa evaluación y acreditación de competencias.


La secretaria regional de la FSP-UGT, Carmen Ámez, ha indicado que la Junta de Castilla y León, desde febrero de 2014, dispone de la transferencia económica, unos 1,8 millones de euros para llevar a cabo el reconocimiento de la cualificación profesional de este personal mayoritariamente femenino.


Una comunidad  tan envejecida y dispersa como la nuestra, donde los servicios de atención a personas dependientes se hacen indispensables, siendo un sector con gran potencial de generación de empleo, necesita que la Junta realice nuevas y suficientes convocatorias de evaluación y acreditación de competencias profesionales y son muchas las personas con un futuro laboral pendiente de esta acreditación de formación para el desempeño de las citadas profesiones.


La mayor parte de la atención a las personas dependientes se lleva a cabo en su domicilio, aunque lo paga una administración pública pero la llevan a cabo empresas privadas en régimen de subcontratación.
 
Reclaman que  en los Pliegos del Ayuntamientos y Diputaciones, se recoja el precio máximo y mínimo a que se puede concursar así como el compromiso de la empresa de NO modificar las condiciones laborales de las personas trabajadoras, suponiendo este hecho un incumplimiento del contrato de concesión y siendo, por lo tanto, rescindido de forma unilateral por parte de la Administración de forma inmediata como medida de protección de los derechos de las trabajadoras. Además a la Junta de Castilla y León, que vigile que las empresas subcontratadas cumplan con las exigencias determinadas en las concesiones.


               Empleo de Ayuda a Domicilio = desvalorización + precariedad + invisibilidad + pobreza.


Evitémoslo, sólo con la implicación y participación activa de las trabajadoras y  de los distintos agentes sociales y sindicales, podremos conseguirlo.

Manifiesto reinvindicativo

 

 

 

SÍGUENOS

Revistas

   
IR ARRIBA