UGT EXIGE IMPLANTACIÓN DE LAS 35 HORAS PARA LOS EEPP DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN

 

En el BOE del 26 marzo del 2018 se publicó el Acuerdo entre los 3 sindicatos mayoritarios de la Función Pública a nivel estatal y el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Este Acuerdo está asumido por el Gobierno actual y se acordaron subidas retributivas de los EEPP para los tres años siguientes, 2018, 2019 y 2020. Además se fijaba la posibilidad de volver a la jornada de 35 horas, a través de negociación colectiva y si se cumplían los tres parámetros de control del déficit: estabilidad presupuestaria, deuda pública y regla de gasto.

El año pasado la Junta de Castilla y León, sorpresivamente, incumplió estas condiciones. Pero para el año 2019 y con los datos que disponemos a noviembre, la Junta cumpliría; es más, en el caso de déficit, el más complicado de cumplir, el dato de Noviembre es del 0.05%, cuando el máximo autorizado es el 0.4%. Por lo tanto, disponemos de un amplio margen, que nos permite SOLICITAR:

La implantación de las 35 horas afectaría a 85.111 empleados públicos, (Funcionarios, Estatutarios y Laborales), divididos en 34.048 estatutarios (trabajadores de Instituciones Sanitarias), 30.729 Docentes no universitarios y 20.334 trabajadores en el resto de Consejerías. En especial, cuando esta implantación ya ha tenido desarrollo normativo en otras CC.AA. (Asturias, Cantabria, Castilla la Mancha, Canarias, Extremadura, Andalucía, La Rioja y Comunidad Valenciana).

1- AUTONOMICA

El retroceso a las 37,5 horas que sólo tiene justificaciones ideológicas, supuso el cierre de contratos, en especial en la Gerencia de Servicios Sociales, con un aumento del paro, la pérdida de la calidad asistencial, un empeoramiento de las condiciones para la conciliación de la vida laboral y familiar (en unos servicios que se encuentran al mínimo de personal y permanentemente sometidos a necesidades de servicios).

2.- ENSEÑANZA

Desde el Sector de Enseñanza de la FeSP-UGT se ha venido reivindicando la necesidad de legislar aspectos que garantizaran la igualdad de oportunidades y de las condiciones laborales de los docentes como Cuerpo Nacional. Por ello mostramos nuestra satisfacción por el texto elaborado en el Senado que reduce las horas lectivas del profesorado a 23 horas para Infantil y Primaria y a 18 horas para el resto de docentes de enseñanzas no universitarias. Apelamos a la responsabilidad política de nuestros representantes para que se apruebe definitivamente el documento en el Congreso de Diputados y que la derogación del Real Decreto 14/2012 sea efectiva.

En Castilla y León nuestros docentes han colocado la educación en los más altos niveles educativos, sin embargo, son unos de los peores remunerados a nivel nacional y de los que más sufren los recortes educativos impuestos por el Partido Popular.

Por todo ello, solicitamos que se aplique para el siguiente curso escolar, la jornada laboral máxima de 35 horas.

3.- SANIDAD

El aumento de la jornada laboral a las 37.5h tuvo y tiene un doble efecto adverso sobre la Sanidad de Castilla y León:

-Expulsar a profesionales del territorio SACYL al reducirse las contrataciones, sustituciones...

-Aumentar la carga de trabajo de los profesionales, con el consiguiente deterioro de la calidad asistencial.

Todo ello ha provocado el deterioro de los servicios sanitarios Públicos de la Comunidad como es vox populi.

Recuperar YA las 35h en el sector sanitario nos pondría en igualdad de condiciones con el resto de comunidades que ya la han implementado, colaborando en frenar la huida de profesionales hacia dichas comunidades.

 

UGT solicitará por escrito a la Dirección General de Función Pública la convocatoria de la Mesa de negociación para la implantación de la jornada de las 35 horas. De no llevarse a cabo esta Mesa, convocará movilizaciones, no descartando paros, para conseguir recuperar este Derecho, ya que las condiciones pactadas se cumplen y no se puede demorar más.

UGT con los Empleados Públicos

Revistas

   
IR ARRIBA