LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN HA INCUMPLIDO LO ACORDADO Y ESO NO ES TOLERABLE

Comunicado conjunto UGT y CCOO:

85.000 empleados públicos de la Administración Autonómica de Castilla y León merecen que su Gobierno les respete

UGT y CCOO en Castilla y León manifiestan su total desacuerdo ante la posición de la Junta de Castilla y León tras las declaraciones realizadas por el portavoz de la misma tras el Consejo de Gobierno, en las que estima “poco ‘probable” que se lleve a cabo la implantación de la jornada de las 35 horas semanales para las personas empleadas públicas de la Administración autonómica.

“La Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018, prorrogada para 2019, establece que solo podrán volver a la jornada de 35 horas las Administraciones que hayan cumplido los objetivos de déficit, deuda y regla de gasto”

La notificación oficial manifestaba el cumplimiento por parte del Gobierno de Castilla y León de los tres objetivos, por lo que las partes firmantes (Junta y organizaciones sindicales) acordaron

“recuperar la jornada laboral de 35 horas volviendo a la situación previa a la entrada en vigor de la Ley 1/2012, de 28 de febrero, de medidas Tributarias, Administrativas y Financieras. La implantación efectiva de la jornada de 35 horas se realizará a partir del 1 de junio de 2019”.

Por lo tanto, la recuperación de las 35 horas no se vinculan a los presupuestos sino al cumplimiento

de déficit, deuda y regla de gasto de 2018. Para CCOO y UGT, la posición de la Junta de Castilla y León supone un flagrante incumplimiento, ya que no respeta el acuerdo firmado con Función Pública y el consejero de Presidencia del Gobierno del PP el pasado mes de mayo. El Gobierno autonómico tiene la obligación de cumplir lo firmado con los representantes sindicales de sus empleados.

No aceptamos que el gobierno de la Junta de Castilla y León se escude en la ausencia de

Presupuestos Generales del Estado (PGE) para incumplir lo que firmaron. Esta ausencia no es ningún impedimento para que se elaboren unos presupuestos autonómicos, tal y como se está llevando a cabo en otras comunidades autónomas, e incluso como ha sucedido en los Presupuestos de 2018 que se aprobaron sin existir unos PGE.

Es más cómodo para el gobierno autonómico escudarse en la falta de PGE para incumplir los acuerdos que firma, que sentarse a trabajar y elaborar los presupuestos para Castilla y León.

La recuperación de la jornada semanal de 35 horas ha llevado consigo un fuerte y largo proceso de movilizaciones de los sindicatos y empleados públicos. Y si el gobierno de Fernández Mañueco, desaparecido por el momento, no rectifica y sigue adelante con el incumplimiento delacuerdo firmado, las movilizaciones continuarán.

Valladolid, 19 de septiembre de 2019.

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA