LA FESP DE UGT VALLADOLID LAMENTA LA DIMISIÓN “OFICIOSA” DE LA DIRECCIÓN DE ENFERMERÍA DEL HOSPITAL CLÍNICO POR LA MALA GESTIÓN DE SU GERENTE

Valladolid, 4 de octubre de 2020

Desde el sector de Sanidad de la FeSP de UGT Valladolid han llevado a cabo declaraciones a medios para analizar la dimisión “oficiosa” y que, según supone la Federación, “se hará oficial en breve”, de la Dirección de Enfermería del Hospital Clínico de Valladolid.

Según declaraciones oficiales de la FeSP, esta dimisión, aunque esperada, “representa un paso más en la demolición de lo que ha sido la gestión llevada en los últimos años por el anterior equipo directivo del Dr. Francisco Javier Vadillo”. Según la Federación, dicha gestión “devolvió al centro sanitario al panorama regional y nacional y el orgullo de pertenencia a un proyecto a sus trabajadores y trabajadoras” pese a la existencia de “algunas sombras” a lo largo de toda su trayectoria.

En sus declaraciones, la FeSP asegura también que dicha renuncia “honra a los que la presentan” y que “representa el sentir de muchos profesionales del hospital ante la inacción, la falta de liderazgo y el menor atisbo de gestión de las personas que componen el actual equipo directivo del Clínico. El comunicado hace alusión especial al actual Gerente del SACYL, puesto que, según afirman, Manuel Mitadiel los “colocó con un apremio que nadie pudo entender”.

Desde UGT Valladolid aseguran que la Consejería de Sanidad y de Gerencia de las Áreas Sanitarias de Valladolid han llevado a cabo “ataques constantes a la integridad del Hospital Clínico”. Entre dichos ataques, desde la FeSP destacan especialmente el intento de cierre de la UCI Pediátrica, denunciada por UGT Valladolid y frenada en la calle por la protesta de los trabajadores y trabajadoras del Hospital junto con las asociaciones y plataformas en defensa de lo público. Además, la Federación ha denunciado el “intento de descapitalización del servicio de Radiología” y “la deslocalización de la técnica ECMO de nuestro hospital en aras de intereses personales y familiares de algunos” ante los que el actual Gerente del Clínico “ha reaccionado poniéndose de perfil”.

De la misma manera, UGT ha denunciado “la ausencia total de comunicación y de interrelación con las OO.SS. presentes en la Junta de Personal desde su llegada” incrementada, según su propia valoración por la pandemia Covid hasta el punto de que desde el sindicato, describen la falta de interlocución como la revelación de “un carácter autista, esquivo y poco inteligente” llegando a convertirse en “un inmejorable exponente del partido que le nombró y sustenta en cuanto a la relación con los representantes de los trabajadores: indiferencia, desgana y hastío son sus máximas con nosotros”.

No obstante, desde el sector de Sanidad de la FeSP de UGT Valladolid, han querido agradecer “el trabajo realizado a los dimisionarios porque “sobre sus hombros ha recaído la mayor parte de la gestión de la pandemia en este centro sanitario y sus resultados son por todos reconocidos”.

Igualmente, desde el sindicato han instado a que desde la Gerencia Regional, se tomen las medidas necesarias para revertir esta situación porque, según fuentes de la organización, les consta que “son conocedores del serio problema que representa el equipo directivo actual para el buen funcionamiento del hospital”. Para concluir, han exigido, una vez más, “el respeto que todos los trabajadores y trabajadoras del Hospital Clínico Universitario de Valladolid deberían recibir”, asegurando, además, que no van a “tolerar ningún desprecio más de quien dirige la Sanidad en esta Comunidad”.

 

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA