LA FESP-UGT DE CASTILLA Y LEÓN CONDENA LA DECISIÓN DE LA JUNTA DE RESTRINGIR EL TRANSPORTE SANITARIO A LOS USUARIOS DE LAS RESIDENCIAS.

Valladolid, 16 de noviembre de 2020

Para FeSP-UGT, el problema se resolvería aumentando recursos y exigiendo a las concesionarias del Transporte Sanitario el cumplimiento estricto de los pliegos de condiciones.

El sector de Sanidad de la FeSP-UGT Castilla y León, tras las informaciones recogidas a lo largo de este fin de semana en diferentes medios de comunicación, “lamenta y condena que la Junta de Castilla y León restrinja el transporte sanitario a los pacientes y usuarios de las residencias, los más vulnerables, ya que, para la gran mayoría de ellos, limitados físicamente, el transporte sanitario es la única manera de poder trasladarse a las consultas hospitalarias necesarias para el seguimiento de sus patologías”.

FeSP-UGT Castilla y León considera que esta decisión ejemplifica, una vez más, la política de recortes en los servicios sanitarios públicos que están llevando a cabo desde la Administración en Castilla y León. Según el sindicato, esta decisión, que se lleva a cabo en plena segunda ola de la pandemia, amenaza el sistema de protección de los mayores de la comunidad. Desde la Federación de Servicios Públicos sindical denuncian, además, que la resolución se haya ordenado “de forma verbal, sin ningún documento ni justificación escrita para que no quede constancia de esta tropelía que se les pueda volver cual bumerán como sucedió en la primera ola con el documento de no derivación hospitalaria”. UGT considera que los recortes asistenciales no conllevan ningún ahorro económico ya que el servicio “cuenta con un canon en la concesión del Transporte Sanitario de la Comunidad”. Esto significa que el servicio tiene una cuota fija periódica y se debe abonar, aunque no se realice.

Por eso, desde la FeSP de UGTCyL exigen a la Junta de Castilla y León que, en vez de limitar el transporte sanitario a este grupo de pacientes, aumente los recursos y personal para conseguir que la ratio de pacientes por ambulancia sea menor y, por tanto, más segura.

En la misma línea, la FeSP-UGT Castilla y León exige que la Consejería, a través de su Dirección General de Planificación y Asistencia Sanitaria, realice el seguimiento del cumplimiento estricto de los pliegos de condiciones de las concesionarias de transporte sanitario de la Comunidad puesto que, según Miguel Holguín, Secretario Regional de Sanidad de FeSP UGT CyL, “con el bolsillo de los castellanos y leonesas deberían ser especialmente escrupulosos”.

 

 

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA