UGT DEMANDA LA EXTENSIÓN Y EQUIPARACIÓN DE LOS PERMISOS Y LICENCIAS MÁS SENSIBLES CON LA NECESIDAD DE CONCILIAR

 

El Sector de Enseñanza presenta un estudio que recoge la normativa relativa a permisos, licencias y excedencias de los funcionarios docentes de Enseñanza Pública no universitaria.

El hecho de que una docente o un docente riojano o vasco cuenten con 18 semanas de permiso de maternidad y que en Andalucía puedan disfrutar de hasta cuatro semanas adicionales por parto, adopción y acogimiento -sobre lo establecido en el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP)- son mejoras que, fruto de la negociación, facilitan a los trabajadores y trabajadoras de estas comunidades la conciliación de su vida laboral y personal.

Por su parte, tanto la normativa cántabra como la gallega permiten la incorporación paulatina a los centros educativos de los y las docentes que viven un proceso de recuperación por razón de enfermedad; en el caso de Galicia, se hace referencia a una adaptación progresiva de la jornada laboral para tratamientos oncológicos.

Aunque estos son algunos ejemplos de los permisos, licencias o excedencias docentes, hay toda una serie de particularidades a las que en mayor o menor medida intentan dar respuesta diferentes normativas de carácter autonómico, tal y como se refleja en un estudio elaborado por el Sector de Enseñanza de FeSP-UGT.

En algunas comunidades los días en que el familiar de un fallecido tiene licencia para faltar a su puesto de trabajo se reparten en hábiles y en otras en naturales, pudiendo oscilar la diferencia hasta en tres días para un primer grado de consanguinidad.

En Euskadi, una pareja o matrimonio cuenta con 20 días naturales para celebrar su unión, días por los que pueden optar antes o después de celebrarse, mientras que en Cataluña una pareja que demuestre el inicio de convivencia también podrá disfrutar de los 15 días naturales consecutivos dentro del plazo de un año, a contar desde la fecha de la boda o el inicio de la convivencia, que establece la ley para las bodas y uniones de hecho.

El documento también refleja las medidas adoptadas para proteger a las víctimas de violencia de género y la sensibilidad de las distintas Administraciones para que los y las niñas enfermas puedan disfrutar de la compañía de sus progenitores o para que estos puedan asistir a las reuniones o tutorías de los centros educativos.

El informe posibilita la comparación de las licencias por estudios, las excedencias y presenta novedades como la existencia de permisos para, por ejemplo, donar sangre o hacer la declaración de la renta, como es el caso de Navarra.

A la vista de estos datos, UGT demanda la extensión de permisos que favorezcan la conciliación a todos los trabajadores y trabajadoras sin tener que renunciar a una vida laboral activa, tales como el acompañamiento de las personas dependientes y los menores a consultas médicas, así como para  la propia asistencia  a tratamientos o técnicas médicas, o la incorporación progresiva al centro tras el tratamiento de una enfermedad grave.

Desde nuestro sindicato reivindicamos la necesidad de fomentar, desarrollar y actualizar normativas que impulsen la igualdad de género y faciliten la atención a familiares en caso de enfermedad y la conciliación de la vida familiar y laboral. Asimismo, proponemos la mejora de algunas licencias y permisos ya existentes, la creación de otras nuevas y la recuperación de algunas otras perdidas, como las licencias por estudios retribuidas.

Los representantes de UGT en los distintos ámbitos territoriales seguirán exigiendo en las mesas de negociación que los permisos, licencias y excedencias de los distintos territorios acorten distancias hasta equiparase con los más avanzados en materia de estos derechos.

 

26 septiembre 2018

 

 

 

 

 canal de YouTube

SÍGUENOS

Revistas

   
IR ARRIBA