DIA ESCOLAR DE LA NO VIOLENCIA Y LA PAZ. 30 DE ENERO.

 

Los centros educativos, lugares idóneos para aprender a relacionarse desde los valores de igualdad, respeto y solidaridad.

 

 

El sector de Enseñanza de FeSP-UGT en el día escolar de la paz y no violencia que se celebra cada año en nuestras escuelas, resalta que los centros educativos son lugares idóneos para el entendimiento entre personas de distinta formación, raza, cultura y religión y por tanto para aprender a convivir en valores para la tolerancia, la solidaridad, la concordia y el respeto a los derechos humanos, a la no violencia y la paz.

La educación para la paz y la no violencia es una línea fundamental de la educación en valores, esencial para fortalecer la convivencia en los centros escolares, para trabajar contra el discurso del odio y la radicalización y para la resolución pacífica de conflictos. Para lograr la paz es imprescindible aprender a evitar la violencia y comprometerse con formas pacíficas de resolución de conflictos cada día, lo que incluye una apuesta educativa por la no violencia en nuestras aulas.

Vivimos en un mundo cada vez más interconectado y globalizado que hace imprescindible adquirir las estrategias necesarias para convivir de forma pacífica y dialogante en sociedades multiculturales. La irrupción de las nuevas tecnologías ha cambiando la manera con la que el alumnado gestiona el enorme caudal de información que le llega por distintas vías y a través de distintas pantallas (TV, ordenador, videos, móviles,…). La escuela, por tanto, se ha tenido que adaptar de forma acelerada a esta situación modificando contenidos, adecuando las metodologías de aula, esforzándose en la actualización de la formación del profesorado y utilizando las nuevas tecnologías con suficiente agilidad. Desde el punto de vista curricular, el profesorado ha de incorporar en sus programaciones elementos transversales destinados a promover la mejora de la convivencia y el tratamiento preventivo de las formas más frecuentes de violencia.

Contra la normalización de conductas dispersas, antisociales y/o violentas se hace necesario trabajar con el alumnado en la educación sin estereotipos, en el buen trato, en las buenas maneras, en el lenguaje correcto, en el respeto y reconocimiento mutuo, en el diálogo…, aceptando la diversidad como un hecho enriquecedor, sea cual sea su procedencia, sexo, religión, cultura, orientación sexual o capacidades, en el marco común de los valores democráticos.

El compromiso de UGT es contribuir a que en los centros educativos se aprenda a relacionarse desde los valores de igualdad, respeto y solidaridad. El tratamiento que se da a la resolución de los conflictos en el ámbito educativo es un elemento esencial para el desarrollo de la personalidad del alumnado y para la incorporación de nuevos talantes en el tratamiento de la diversidad.

El sector de Enseñanza de FeSP-UGT urge a las Administraciones educativas a que aporten recursos, personal especializado y formación para los docentes para la detección, prevención y resolución de conflictos en las aulas.

 

 

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA