UGT EXIGE QUE CASTILLA Y LEÓN NEGOCIE CON LOS SINDICATOS DOCENTES A QUÉ SE VAN A DESTINAR LOS 2.000 MILLONES DE EUROS COMPROMETIDOS POR EL GOBIERNO PARA EDUCACIÓN

UGT EXIGE que Castilla y León negocie con los sindicatos docentes a qué se van a destinar los 2.000 millones de euros comprometidos por el Gobierno para Educación.

El Sector de Enseñanza de UGT considera una buena noticia el anuncio hecho por el Gobierno de destinar 2.000 millones de euros como partida finalista a reforzar la Educación. Partiendo de la base de que, a nuestro juicio, deben ser los centros educativos los que establezcan sus necesidades y prioridades para abordar con garantías el curso 2020/21, se hace imprescindible la negociación de las mismas con los representantes del profesorado en cada una de las comunidades autónomas.

UGT ya ha planteado al Ministerio de Educación y Formación Profesional diversas propuestas que pasan por, entre otras cosas, implementar las medidas necesarias en materia sanitaria para garantizar la salud de todo el personal de los centros y del alumnado; disminuir las ratios estableciendo la distancia y el aforo de las aulas y el resto de instalaciones que exigen las autoridades sanitarias; la adecuación de los espacios públicos a las necesidades educativas, y el reforzamiento de las plantillas docentes y la incorporación de nuevos perfiles profesionales - incluido personal sanitario- según las necesidades expresadas por los centros educativos.

En el capítulo de personal, se debería afrontar, en primer lugar, la reducción de la carga lectiva de los actuales docentes, recuperando al menos la jornada lectiva anterior a los recortes: 17 horas en Secundaria y 24 en Infantil y Primaria. Asimismo, deben completarse a jornada completa todos los contratos del profesorado interino que actualmente prestan servicios a jornada parcial. Y después, atender las necesidades de nuevas contrataciones.

Por otra parte, se hace necesario un Plan tecnológico acordado entre el Ministerio de Educación y las CCAA que haga frente a la brecha digital del alumnado y el profesorado, y que dote de recursos a los miembros de la comunidad educativa y a los centros; así como la puesta en marcha de plataformas digitales y acuerdos con las grandes compañías teleoperadoras, además de un plan de formación para el profesorado a fin de integrar las nuevas tecnologías en el proceso de enseñanza-aprendizaje como herramientas habituales y en materia de salud laboral. También es imprescindible el reforzamiento de los servicios socioeducativos.

Al esfuerzo presupuestario que supone destinar 2.000 millones de euros extras deben sumarse también las CCAA, que son las responsables de las competencias educativas. UGT teme que, de no ser así, no se podrá abordar con garantías el próximo curso.

Además de todo ello, es imprescindible incrementar la inversión educativa con fondos europeos del plan de reconstrucción que se está negociando en el seno de la UE.

UGT lo viene advirtiendo desde hace tiempo: nuestro sistema educativo no aguanta más recortes.

 

 

 

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA