PRIORIDAD PARA EL INICIO DE CURSO: UN ENTORNO ESCOLAR SEGURO Y SALUDABLE PARA TODA LA COMUNIDAD EDUCATIVA

La prioridad para el inicio de curso en septiembre se centrará en ofrecer un entorno escolar seguro y saludable para el conjunto de la comunidad educativa.

En la reunión celebrada hoy, que ha presidido la Ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celáa, con los Consejeros de Educación de las diferentes Comunidades Autónomas se ha debatido el plan de contingencia que permitirá prever el inicio y desarrollo del curso 2020-2021, que tendrá en cuenta tanto la organización del inicio de las actividades lectivas presenciales como los aspectos para la detección y gestión de posibles casos de COVID-19. 

En la Conferencia Sectorial de Educación se han abordado las medidas para los centros educativos frente al COVID-19 a partir del informe elaborado conjuntamente entre el Ministerio de Educación y FP y el Ministerio de Sanidad. Este documento servirá de marco común para que las Comunidades Autónomas concreten un Plan de Inicio de Curso y Plan de contingencia específico con las medidas necesarias para el inicio de curso en septiembre dependiendo de las particularidades de sus centros. 

En dicha reunión se han acordado unos principios básicos que permitan una respuesta coordinada:

  • El curso 2020-2021 comenzará en septiembre en las fechas habituales y se intentará asegurar durante todo el curso la modalidad presencial en todas las enseñanzas, niveles y etapas educativas.
  • Los centros educativos adaptarán las programaciones didácticas para recuperar los aprendizajes básicos que no se han alcanzado. Las Administraciones educativas establecerán las directrices para los planes de apoyo al alumnado y fomentarán el trabajo colaborativo entre los docentes.
  • Las Administraciones educativas en coordinación con los servicios de prevención de riesgos laborales elaborarán un protocolo con las medidas de higiene, limpieza y control sanitario, distancia de seguridad entre personas y distribución de horarios y espacios que garanticen las condiciones de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias. Los centros educativos dispondrán de un plan de inicio de curso que adapte y concrete los aspectos anteriores.
  • Las Administraciones educativas proporcionarán formación a los centros educativos sobre las medidas higiénicas y sanitarias y preparan un plan de contingencia para que los centros puedan hacer frente a posibles eventualidades durante el curso.
  • Las Administraciones educativas adoptarán medidas para hacer frente a la brecha tecnológica mediante la dotación de los recursos materiales necesarios para los centros y el alumnado y la formación del profesorado y el alumnado y asesoramiento a las familias.
  • El Ministerio de Educación en colaboración con las Consejerías educativas desarrollarán y ofertarán recursos digitales para la enseñanza y el aprendizaje (materiales digitales, espacios web, plataformas de educación, programas audiovisuales).

El Sector de Enseñanza de FeSP-UGT considera que es un inicio positivo que el Gobierno vaya a destinar 2.000 millones de euros como partida finalista a reforzar la Educación y poner en marcha programas de cooperación territorial para la atención de los estudiantes con más dificultades y la dotación de equipamiento tecnológico que permita a los centros abordar la nueva normalidad. 

Desde nuestro Sindicato seguiremos insistiendo en que habrá que hacer un mayor esfuerzo presupuestario también con el compromiso de la Junta de Castilla y León. 

DOCENTES IMPRESCINDIBLES

 

 

 

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA