La formación sindical clave para acabar con la desigualdad laboral de las mujeres

El día 14 de junio FeSP UGT  realizó una jornada formativa a cargo de Luz Martinez Ten y Fonsi Bonafonte, Secretarias de Mujer y Políticas Sociales Estatal y Autonómica.

La jornada tuvo como objetivos, proporcionar las herramientas necesarias para incorporar a los convenios colectivos, medidas dirigidas a evitar la discriminación indirecta en las condiciones laborales de las mujeres, prevenir el acoso sexual o por razón de sexo, e incorporar medidas para prevenir y acompañar a las trabajadoras que sufren violencia de género.

En la jornada se abordó la importancia de los Planes de Igualdad en las empresas e instituciones públicas. Medidas que se iniciaron con la aprobación de la Ley de Igualdad Efectiva entre mujeres y hombres del 2007 y que aún encuentran muchas dificultades para su pleno desarrollo. Porque a pesar de que existe un amplio consenso sobre los derechos de las mujeres en el ámbito laboral, las estadísticas nos muestran como la crisis ha afectado de forma significativa a las mujeres con un paro que alcanza tres puntos de diferencia con respecto al masculino en el 2018 y una brecha salarial del 26%. Otro de los datos significativos se encuentra en la contratación a tiempo parcial que recae en las mujeres en tres de cada cuatro contratos

Las mujeres siguen soportando empleos más precarios, peor pagados y en peores condiciones, así como las dificultades para llegar a los puestos de dirección tanto en el ámbito público como privado. Desde FeSP UGT consideramos que es necesario utilizar todas las estrategias de las que disponemos en la acción sindical para contrarrestar los obstáculos que discriminan e  impiden a las trabajadoras tener las mismas oportunidades, tanto en el acceso, como en los salarios, condiciones laborales, promoción    o conciliación. Muchos de estos obstáculos se encuentran en el entramado de las relaciones laborales y se asumen como situaciones inevitables que se producen al margen de la voluntad de la patronal. Sin embargo, los estudios realizados nos muestran que uno de los pasos fundamentales para evitarlos es visualizar las situaciones de discriminación a través de los datos y la a aplicación de medidas positivas que incidan en la igualdad.

Tanto las empresas como la administración tienen la obligación de incorporar estas medidas, pero no siempre se dispone de los conocimientos adecuados para hacerlo. Nuestra acción sindical es una garantía para llevar al ámbito laboral la igualdad, por eso, trabajamos cada vez más, especializando a los delegados y delegadas en la prevención de la discriminación y la implementación de acciones que corrijan los factores de desigualdad.

Sabemos que la ley es fundamental, pero que para que sea efectiva debemos trabajar desde la práctica rompiendo con siglos de un funcionamiento que condenaba a las mujeres a ser ciudadanas de segunda clase.

 Con este curso, desde FeSP UGT continuamos con el trabajo sindical por la igualdad.

 

 

 

 

 

 

 

 

SÍGUENOS

Revistas

   
IR ARRIBA