LAS EMPRESAS CON MÁS DE 50 TRABAJADORES, OBLIGADAS A NEGOCIAR PLAN DE IGUALDAD

 

“La brecha salarial” es una de las consecuencias más evidentes e injuriosas del diferente trato que reciben mujeres y hombres en el ámbito laboral. Por ello, impulsamos e insistimos en el papel básico de la negociación colectiva, la implementación de planes de igualdad en las empresas y el dialogo social.

El 1 de marzo se aprobó el Real Decreto-Ley 6/2019 de “Medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación”. Este regula que las medidas, y no solo los objetivos del plan, deben ser “evaluables”, y que el diagnóstico debe ser “negociado”, en su caso, con la representación legal de los trabajadores. Además, la empresa facilitará todos los datos e informes necesarios en el seno de la Comisión Negociadora del Plan de Igualdad para llevarlo a cabo.

Con esta nueva regulación, se reduce de 250 a 50 el número necesario de personas en la plantilla de una empresa para que sea obligatoria la negociación de un plan de igualdad. Recordamos que, la implementación de planes de igualdad en las empresas juega un papel básico. “El plan de igualdad”, es la herramienta que nos permite luchar todos los días del año, en el seno de la empresa, por la equiparación de las condiciones de trabajo de las mujeres.

Esta novedad se irá integrando de forma progresiva:

  • A partir del 7 de marzo de 2020, deberán tenerlo todas las empresas con más de 150 personas en plantilla.

  • A partir del 7 de marzo de 2021, deberán tenerlo todas las empresas con más de 100 y hasta 150 personas en plantilla.

  • A partir del 7 de marzo de 2022, deberán tenerlo todas las empresas de entre 50 a 100 personas en plantilla.

El no cumplimiento de esta obligación supondrá una sanción grave para la empresa, según la nueva redacción del art.7.7 de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social (LISOS).

El diagnóstico deberá contener, al menos, los siguientes contenidos que obligatoriamente deben tenerse en cuenta en las comisiones negociadoras:

a) Proceso de selección y contratación.
b) Clasificación profesional.
c) Formación.
d) Promoción profesional.
e) Condiciones de trabajo, incluida la auditoría salarial entre mujeres y hombres.
f) Ejercicio corresponsable de los derechos de la vida personal, familiar y laboral.
g) Infrarrepresentación femenina.
h) Retribuciones.
i) Prevención del acoso sexual y por razón de sexo.

Con el redactado, desaparece el concepto de ordenación del tiempo de trabajo para favorecer, en términos de igualdad entre mujeres y hombres, la conciliación laboral, personal y familiar, que pasa a llamarse “ejercicio corresponsable de los derechos de la vida personal, familiar y laboral”. Es de destacar que cambia el término “conciliación” por el de “corresponsabilidad”, una de las tantas reivindicaciones mantenida por nuestro sindicato, ya que este término va más allá de la conciliación, tradicionalmente asignada a las mujeres, y que ha supuesto un reparto no equitativo de las tareas de cuidado, reduciendo sus condiciones laborales a lo largo de toda su vida. Además, lo que antes se denominaba “acceso al empleo”, pasa a denominarse “Proceso de selección y contratación”.

Se introducen nuevos contenidos, como las condiciones de trabajo, incluida la auditoría salarial entre mujeres y hombres, y la infrarrepresentación femenina, temas que desde UGT venimos trabajando en las Comisiones de Igualdad en las que estamos presentes. Además de esto, se crea un Registro de Planes de Igualdad de las Empresas, como parte de los registros de convenios y acuerdos colectivos de trabajo dependiente de la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y de las Autoridades Laborales de las Comunidades Autónomas. Por tanto, las empresas estarán obligadas a inscribir sus planes de igualdad en dicho registro, que deberá desarrollarse reglamentariamente.

Estas medidas suponen un gran avance para la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, por lo que desde la UGT estaremos pendientes de su aplicación y seguimiento para fortalecer el cumplimiento de dichas modificaciones.

 

 

 

 

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA