SANIDAD. CUANDO ABRIÓ LOS OJOS, EL DINOSAURIO TODAVÍA ESTABA ALLÍ

 

Tras la obscena documentación gráfica de ayer, protagonizada por la Consejera de Sanidad y el Gerente Regional de SACYL, propia de los tiempos en que el ministro franquista Fraga se bañaba en Palomares desafiando a la realidad, desde el sector de Sanidad de la FeSP de UGT Castilla y León queremos hacer una serie de consideraciones:

1. La licitación del servicio de manutención al personal que realiza atención continuada en Atención Primaria y al personal de Emergencias fue adjudicada a la única empresa que se presentó, Eurest Colectividades SL, dada las características del pliego que impedía en la práctica el acceso a pequeñas empresas locales. Siendo la adjudicataria nos encontramos con que tanto la “comida” suministrada como las explicaciones las dan Vitarest y las Hermanas Hospitalarias de Palencia que, a fecha de hoy, desconocemos qué relación tienen con el contrato firmado por la Consejería.

2. En carta fechada el 18 de septiembre y dirigida a la DG de Profesionales, Vitarest explica las causas de los “incidentes”, Igea dixit, poniendo como excusa que los productos caducados no eran tal sino que la etiqueta de caducidad estaba mal puesta, sin más, y que, entre otras razones, no estaban preparados para atender adecuadamente las condiciones pactadas: falta de stock, problemas de transporte… No sería porque no se conocía la fecha de inicio con suficiente antelación. Además reiteran la calidad de sus menús y eximen de cualquier responsabilidad a la Consejería, lo que parece ocultar la obligación del in vigilando, y que todo está solucionado…. A día de hoy siguen llegando productos mal etiquetados a los centros de trabajo.

3. El desprecio que por parte de la Consejería de Sanidad y del vicepresidente de la Junta reflejan sus declaraciones, catalogando de “incidentes” a lo acaecido con el servicio de manutención o, más aún, ninguneando las quejas sobre la calidad y el nulo carácter saludable de los menús tienen su colofón con la foto de la vergüenza ajena referida: un burdo movimiento propagandístico para tratar de dar normalidad a lo que no lo es. No seremos nosotros quienes definamos las expresiones faciales de ambos dirigentes ante los platos del menú, pero sí pondremos sobre la mesa dos hechos. Por un lado, que la comida fraternal se produce en una base de Emergencias, que fueron los olvidados de la nota de prensa exculpatoria de la Consejería del día 14. Por otro, que se produce con trabajadores próximos a C's, lo que reviste a un más el gesto de hipocresía y cobardía.

Desde el sector de Sanidad de la FeSP de UGT Castilla y León EXIGIMOS a la Consejería que corte de una vez por todas y de raíz el problema, que mirar para otro lado no hace más que incrementar el malestar de l@s profesionales sanitari@s y que el postureo, en vez de apaciguar, echa más leña a un fuego que corre el riesgo de declararse incontrolable.

 

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA