COLMANDO EL VASO

Tras el conocimiento de la retirada de “mascarillas fake” por la Consejería de Sanidad y las posteriores explicaciones en rueda de prensa de su titular, desde el sector de Sanidad de la FeSP de UGT Castilla y León queremos hacer una serie de consideraciones:

1. Estás mascarillas llevan siendo usadas por l@s profesionales de la sanidad pública desde hace más de 3 semanas, tiempo durante el cual nos sentimos legítimamente engañados por la administración sanitaria de la Comunidad.

2. Como la propia Consejera reconoció ayer en rueda de prensa, el día 24 de abril se enviaron al Ministerio de Sanidad para verificar su validez como EPI, lo que revela por un lado que ya la propia Gerencia Regional tenía dudas sobre su idoneidad cuando ya se llevaban usando más de 10 días y por otro lado, lo que es más triste, preocupante y descorazonador, aunque ya sospechaban de su validez, siguieron dotando de ellas a l@s profesionales hasta la misma mañana de su retirada: ¿Dónde queda la tan cacareada y convertida en mantra de las comparecencias telemáticas de la Consejera preocupación por la seguridad de l@s trabajadores de SACYL?

3. Es indudable que este hecho, que no es único sino que empieza a ser norma como denunciamos ante la existencia de material defectuoso acumulado en los almacenes del Hospital Clínico de Valladolid, debiera hacer replantear a la Consejería sus mecanismos de control en las compras de este material de protección tan necesario: no es entendible que algo se compre sin comprobar su calidad, que algo se distribuya a l@s profesionales sin haber validado su grado de protección para l@s mism@s, y que tengan que ser l@s propi@s profesionales l@s que denuncien el estado del material y l@s que además deban ser vigilantes de su propio estado de salud por las actitudes tan laxas en el control por parte de los servicios de Prevención de las distintas gerencias provinciales.

4. La defensa de los intereses de esta Comunidad obliga o debería obligar al Gobierno de la Junta de Castilla y León a contestar con rotundidad una serie de preguntas sobre este asunto: ¿Cuánto han costado esas mascarillas al bolsillo de l@s castellan@s y leones@s? ¿Qué medidas va a tomar para recuperarlo? ¿Se han hecho más compras de material de protección a la misma empresa? La contundencia y la claridad en la respuesta será la única medicina para intentar restaurar la herida por la que se escapa a borbotones la credibilidad de la Junta.

Desde el sector de Sanidad de la FeSP de UGT Castilla y León EXIGIMOS que se depuren responsabilidades y consecuentemente se asuman las mismas por los responsables; que se mejoren los sistemas de compra y de control del material; una disculpa formal a tod@s l@s trabajadores y trabajadoras que están cargados de razones para sentirse engañados y menospreciados por la Consejería y que se tomen las medidas suficientes y conformes a los protocolos del Ministerio y del propio SACYL para el seguimiento por parte de los respectivos servicios de Prevención de l@s profesionales afectados por el uso de estas mascarillas impropias de su profesionalidad y dedicación.

 

Miguel Holguín

Secretario Regional de Sanidad de la FeSP de UGT CyL



Revistas

   
IR ARRIBA