¿QUÉ MÁS NOS QUEDA POR VER?

Tras la información sobre el déficit de diverso material sanitario, principalmente guantes, que destapaba un medio de comunicación, desde el sector de Sanidad de la FeSP de UGT Castilla y León queremos hacer una serie de consideraciones:

1. Cuando no nos habíamos repuesto del episodio de las “mascarillas fake” ahora nos encontramos con que los hospitales de la Comunidad, inicialmente el Clínico de Valladolid, tienen un desabastecimiento de calzas, gorros... y sobre todo de guantes, parte fundamental de los EPIs durante esta pandemia como mecanismo de protección para los trabajadores y las trabajadoras de SACYL.

2. El déficit de material tiene una difícil explicación más si cabe ahora en que nos encontramos en una fase mucho “más cómoda” de la enfermedad, alejados por fin del pico de la máxima incidencia de enfermos; más si cabe ahora que llegan cada poco aviones con material sanitario expresado en toneladas; más si cabe ahora cuando el consumo de este material fungible es fácilmente trazable y cuantificable, y por tanto, la previsión de las necesidades conocidas... ¿alguien puede explicarlo?

3. La solución propuesta para gestionar este déficit consiste en ahorrar en seguridad para los trabajadores y las trabajadoras, limitando el uso de guantes en base a un protocolo elaborado por el Servicio de Medicina Preventiva de marzo de 2019, cuando el Coronavirus no era conocido ni se le esperaba ni se conocía su capacidad infectiva como la conocemos ahora, lo que expondrá a l@s profesionales a un mayor riesgo para su salud en su quehacer diario y a los enfermos que pasen por los centros sanitarios.

4. La falta de previsión de la Junta de Castilla y León, una vez más y por desgracia, quizás nos aboque de nuevo a una comparecencia petitoria del Vicepresidente de la Junta solicitando la colaboración ciudadana y de empresas transmutando la labor de gestión de la Administración en una suerte de Orden mendicante.

Desde el sector de Sanidad de la FeSP de UGT Castilla y León EXIGIMOS a la Consejería de Sanidad la estricta y rigurosa protección de la salud de sus profesionales dotándoles de los EPIs necesarios para ello; el cumplimiento de los protocolos de protección elaborados por la propia Gerencia Regional de Salud; unas explicaciones serias y creíbles para esta situación de déficit de material de protección y una solución que no atente contra la dignidad profesional y la inteligencia de los trabajadores y las trabajadoras del sistema público de salud de esta Comunidad.

Miguel Holguín
Secretario Regional de Sanidad de la FeSP de UGT CyL

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA