SE NOS ACABA EL TIEMPO.

Valladolid, 15 de octubre de 2020.

Esta mañana, desde el sector de Sanidad de la FeSP UGT Castilla y León hemos remitido una carta a la Consejera de Sanidad instándola a una reorganización de la labor de rastreo, labor que es fundamental porque representa el primer dique de contención ante la expansión de la pandemia Covid.

Desde esta organización sindical entendemos que el hecho de que la actividad de búsqueda activa de casos recaiga, casi en exclusividad, sobre el personal médico y de enfermería de Atención Primaria está provocando que se esté abandonando la atención a las patologías agudas y crónicas, con el consiguiente aumento de la morbimortalidad asociadas a las mismas.

Y esto no ocurre por la desidia o la dejadez de los profesionales: VENIMOS AVISANDO desde hace tiempo que el abandono de la Atención Primaria, en una suerte de lenta agonía, tendría tarde o temprano sus consecuencias; VENIMOS DENUNCIANDO desde hace tiempo que las plantillas menguantes no resistirían durante más tiempo los recortes “cuasi criminales” a los que estaban siendo sometidas; VENIMOS PREGUNTANDO desde la primera ola qué medidas de refuerzo se iban a realizar en Atención Primaria para llevar a cabo esta labor de rastreo, información que a día de hoy seguimos desconociendo.

Por todo ello, y ante la necesidad urgente de reorganizar la actividad de rastreo, proponemos a la Consejera:

1. Que se libere al personal médico y de enfermería de Atención Primaria de las labores de rastreo para que puedan centrar todos sus esfuerzos en la atención sanitaria a los pacientes.

2. Que se implique en el rastreo a otros profesionales ya presentes en el sistema (veterinarios,…) y al personal sanitario de SACYL que haya visto disminuida su actividad habitual por el recorte de la actividad programada.

3. Contratar y formar inmediatamente a personal no sanitario para hacerse cargo de esta labor, personal del que SÍ HAY bolsas de empleo, con muchos candidatos deseosos de participar en esta lucha de todos. El rastreo no requiere unos conocimientos exhaustivos de la enfermedad ni una formación especializada de altísimo nivel, como demuestra el gran apoyo que están representando los más de 200 militares que están participando en esta actividad de rastreo.

Desde el sector de Sanidad de la FeSP de UGT Castilla y León insistimos en que, si no potenciamos el rastreo y si no nos adelantamos al desarrollo evolutivo de la pandemia, en breve volveremos a lo peor de la primera ola donde solo pudimos ofrecer, como insuficiente dique de contención, la Atención Hospitalaria una vez desbordada la Atención Primaria, dejando por el camino las patologías crónicas. NO podemos volver a cometer ese error: hay muchas vidas en juego.

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA