FeSP-UGT de Castilla y León denuncia el aumento de la precariedad laboral que conlleva el Convenio Marco Estatal de la Dependencia y la situación de indefensión en la que dejan a los trabajadores de la categoría de Gerocultor y Limpieza.

Estamos hablando de un convenio en el que se desprestigia el trabajo de los cuidados y significa una vuelta atrás para el sector de la dependencia.

Pasa por alto el nuevo modelo de cuidado de atención centrado en la persona y se olvida de la calidad  psicosocial de la dependencia y de la dignificación del sector equiparando los cuidados personales con las actividades de limpieza.

El impacto negativo que tiene el VII Convenio a nivel social, el poco valor del empleo del sector de la dependencia que está mayoritariamente feminizado lleva a la UGT a rechazar la firma de dicho convenio.

 

 

 

 

 

SÍGUENOS

Revistas

   
IR ARRIBA