UGT Y CCOO PIDEN A AYUNTAMIENTOS Y DIPUTACIONES MANTENER EL SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO.

Escrito de UGT y CCOO a los Ayuntamientos y a las Diputaciones para mantener el Servicio de Ayuda a Domicilio, ante las numerosas bajas por parte de los usuarios:

 

A/A FRMPCYL

A/A DIPUTACIONES PROVINCIALES

A/A AYUNTAMIENTOS

Valladolid a 19 de marzo de 2020

 

Somos conscientes de que la situación de emergencia de salud pública como consecuencia del coronavirus COVID-19, está conllevando una serie de medidas por parte de las administraciones en cuanto a la prestación del Servicio de Ayuda a Domicilio, así como decisiones de usuarios de suspender el servicio, ambas con repercusión no sólo en el ámbito laboral hacia las auxiliares prestadoras del servicio sino también en cuanto a la protección, la seguridad, el sosiego y el bienestar físico y psicológico de las personas usuarias del Servicio de Ayuda a Domicilio. así como en la contención del virus.

Desde CCOO y UGT creemos que el Servicio de Ayuda a Domicilio es un servicio más necesario que nunca para las personas mayores y vulnerables que en esta situación presentan más necesidades.

Es por ello que ambas centrales sindicales creemos que las PRIORIDADES dentro del sector de Ayuda a domicilio durante el tiempo que se mantenga la situación de alarma son:

  1. Tranquilizar a las personas trabajadoras, usuarios y familias para normalizar en la mayor medida posible la prestación del Servicio, evitando bajas voluntarias que pueden crear mayor vulnerabilidad de los usuarios del servicio. Es necesario apoyar a los usuarios y no dejarles solos ni indefensos, así como asesorarles de las medidas de contención necesarias para evitar la propagación del virus.

  1. Garantizar el mantenimiento del servicio ya que la mayor parte de usuarios/as son personas mayores con patologías previas, lo que las define como población de riesgo, que se ve incrementado por el propio aislamiento y el de su entorno familiar y social. Es necesario mantener los servicios tanto personales como de limpieza para garantizar una correcta higiene.

  2. Prestar atención a las nuevas necesidades derivadas de la propia situación de confinamiento de personas mayores que hasta la fecha no han precisado del Servicio de Ayuda a Domicilio, pero que con esta situación son potenciales usuarios/as.

  3. Adaptar el servicio a las circunstancias actuales, siguiendo los criterios del Documento técnico de recomendaciones de actuación desde los servicios sociales de atención domiciliaria ante la crisis por covid-19 del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 (Secretaría de Estado de Derechos Sociales), con el que deben conciliarse los criterios restrictivos en materia de SAD establecidos en el Plan de contingencia de la red de protección e inclusión a personas y familias en situación de mayor vulnerabilidad social o económica en Castilla y León frente a la pandemia de coronavirus de la Junta de Castilla y León (Gerencia de Servicios Sociales).

  4. Asegurar la protección del Personal que presta el servicio, con la garantía de las empresas adjudicatarias del servicio de que disponen de las medidas de protección necesarias y de los protocolos de actuación para ante las distintas circunstancias de las personas usuarias en relación con el Covid-19, teniendo en cuenta que son variables con demasiada rapidez.

  5. Coordinar con los servicios sanitarios la atención de esta población que es de riesgo, con información permanente en ambas direcciones.

Por todo ello proponemos que las EELL (Entidades Locales), titulares del servicio, insten a la FRMPCYL (Federación Regional de Municipios y Provincias de Castilla y León), que las representa, que ejerza el liderazgo que ostenta, para:

  1. Conseguir acuerdos de las EELL con las Empresas Adjudicatarias y la Junta de Castilla y León para coordinar la respuesta del SAD a la crisis del Covid-19 en la Comunidad, instando a la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades así como las EELL a que mantengan el abono del Servicio de Ayuda a Domicilio sin reducción de las partidas económicas hoy establecidas.

  1. Obtener la garantía FORMAL de las empresas adjudicatarias de los servicios frente a la FRMP y las organizaciones sindicales representantes del sector, de disponibilidad de las medidas de protección del personal y de un protocolo de actuación, conforme a las recomendaciones de las autoridades sanitarias, teniendo en cuenta además la dimensión social del servicio. Y ello con independencia del control de las condiciones de ejecución de los respectivos contratos por parte de las EELL titulares del servicio.

  2. Adoptar criterios comunes para la gestión del servicio en el marco de la FRMP, con la participación de la Gerencia de Servicios Sociales, de acuerdo con los criterios indicados de coherencia entre las recomendaciones autonómicas y del Estado, teniendo en cuenta el papel preeminente que el RD 463/2020, de 14 de marzo, atribuye a éste.

  3. Comunicar estos acuerdos a las personas usuarias y sus familias, garantizando las condiciones de seguridad en la prestación del servicio y su continuidad conforme a los criterios establecidos por las autoridades sanitarias, con el objeto de evitar bajas por alarma injustificada, que den lugar a situaciones de grave desprotección.

 

  1. Informar públicamente a través de los medios de comunicación, teniendo como objetivo el traslado de garantías de seguridad a las personas trabajadoras, personas usuarias y familias, evitando así la situación de alarmismo injustificado mencionado anteriormente.

Sin otro particular, a la espera de su colaboración y pronta respuesta, atentamente

 

Fdo. Lourdes Herreros García       Fdo. Fonsi Bonafonte Calama

 

 

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA