ES INCUESTIONABLE QUE LOS CELADORES SON PERSONAL SANITARIO

A finales del año 2019 el INCUAL llevó a informe, en la Comisión Permanente del Consejo General de la Formación, donde participa la UGT, la cualificación “Traslado y movilización de usuarios/as y/o pacientes, documentación y materiales en centros sanitarios”. En dicha reunión la FeSP-UGT manifestó estar en desacuerdo con el nivel de la cualificación actual, en lugar del nivel 1 debería ser el nivel 2.

Desde la FeSP-UGT en colaboración con diversas Comunidades Autónomas hemos participado, durante el primer trimestre de 2019, en el contraste externo de esta cualificación profesional respondiendo a los cuestionarios enviados desde el INCUAL.

Por otra parte, el día 3 de febrero de 2021 se ha celebrado una reunión del Ámbito de Negociación Estatal, en la que UGT ha insistido en tratar como tema prioritario la actualización de las funciones de celador/a ya que data de 1971 y son totalmente sexistas y caducas. Es muy importante dicha actualización para poder emprender el camino a una formación profesional acorde a la realidad de la figura del celador hoy en día.

Desde UGT tenemos muy claro que los/as celadores/as son parte esencial en la cadena asistencial del enfermo y es por ello que durante el estado de alarma y desde la primera ola, hemos exigido (EPIs, mascarillas, etc) para este colectivo. Estas reivindicaciones han ayudado a tomar la decisión de quitar la palabra “celadores” de la tabla de clasificación de los niveles de exposición al virus emitida por el Ministerio de Sanidad en la que aparecía dentro del personal de bajo riesgo.

El 3 de febrero de 2021, se ha publicado en el BOE, Real Decreto-Ley en el que se reconoce el tratamiento de enfermedad profesional a los profesionales de centros sanitarios y socio sanitarios que durante la prestación de servicios sanitarios y socio sanitarios haya contraído el virus SARS-COV-2. Desde UGT lo vemos muy positivo ya que esta medida deriva de nuestras continuas reivindicaciones desde el principio de la pandemia. Sin embargo, es claramente insuficiente ya que deja a muchos compañeros y compañeras atrás, cuando el simple hecho de trabajar en un hospital ya entraña un gran riesgo de infección, y en el caso de los celadores más agravio si cabe. No es de recibo, que trabajando directamente con el enfermo y resultando infectados, a consecuencia de este trabajo, se considere contingencia común, mientras que para la/el compañera/o que tenemos al lado sea enfermedad profesional por pertenecer a una categoría profesional que se considera profesión sanitaria.

Si bien es cierto que los medios de comunicación se han hecho eco sobre las declaraciones del responsable del Ministerio de Seguridad Social en las cuales consideran a los celadores dentro de dicha medida, a día de hoy no han salido aún ningún tipo de aclaraciones por escrito del INSS al respecto, cosa que en noviembre sí hicieron cuando quisieron aclarar que en la consideración de accidente de trabajo por infección del virus los celadores quedaban excluidos.

Desde FeSP UGT Sanidad exigimos al INSS que publiquen aclaraciones al respecto a la mayor brevedad posible, y que sean de una vez por todas claros, y digan a qué colectivos afecta esta nueva medida adoptada por Real Decreto-Ley.

 

 

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA