UGT RECLAMA QUE SE VACUNE YA A LA TOTALIDAD DE LAS PROFESIONALES DEL SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO DE CASTILLA Y LEÓN

El secretario general de FeSP-UGTCyL, Tomás Pérez Urueña, ha señalado que el anuncio realizado por la Junta de Castilla y León a bombo y platillo de “que se iba a vacunar a las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), así como al resto de los Servicios Esenciales se ha quedado a medio camino porque, a fecha de hoy, en muchas provincias solo se ha vacunado a las auxiliares menores de 55 años, lo que crea una clara diferenciación entre trabajadoras del mismo servicio”.

Como ejemplos ha señalado las 350 trabajadoras del SAD menores de 55 años que han sido vacunadas en León, donde han quedado fuera otras 350; las 70 de un total de 350 en Burgos o las trabajadoras que han quedado fuera en Valladolid, Segovia o Soria, alrededor de las 230-250 en cada una de ellas.

Pérez Urueña ha manifestado la comprensión del sindicato con la recomendación sanitaria de utilizar distintas vacunas en función de la edad, sin embargo “lo que no entendemos es que se vacunen a unas trabajadoras sí y a otras no porque esa actitud no responde a ningún criterio sanitario y solo sirve para crear desigualdades entre las auxiliares y poner en peligro a los usuarios del servicio”.

Por último, el máximo responsable de FeSP-UGTCyL, ha criticado a la Junta que esté más pendiente de lo que ha calificado como “campaña publicitaria de las vacunaciones” que de vacunar a las trabajadoras de este Servicio Esencial. “No se puede publicitar una campaña de vacunación que no contempla la vacunación general de todas las trabajadoras del SAD y genera una angustia innecesaria en las trabajadoras que no han sido vacunadas y ni siquiera se las ha informado de cuándo lo podrán ser, manifestó Tomás Pérez Urueña.

 

 

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA