UGT Y CCOO ANUNCIAN MOVILIZACIONES Y OTRAS MEDIDAS DE PRESIÓN POR TODO EL ESTADO

En rueda de prensa previa a la asamblea de delegadas y delegados que ha tenido lugar en Valladolid el 16 de julio de 2015, Fonsi Bonafonte Calama, Secretaria de Igualdad y del Sector Sociosanitario de FSP-UGT de Castilla León y Luis Álvarez Agudo, responsable estatal de Negociación Colectiva de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO, como  integrantes de la comisión negociadora informan sobre la RUPTURA de la Mesa de Negociación del VII Convenio Estatal de la Dependencia.

Tras la denuncia del VI convenio por parte de la organización empresarial FED, (Federación de Empresarios de la Dependencia, en Castilla y León Acalerte) se constituyó la mesa de negociación del VII Convenio.

Tras 19 reuniones, las patronales se han retratado por su falta de actitud negociadora. La paralización se produjo   en la sesión del 9 de Junio cuando la patronal intentó hacer CHANTAJE,  planteándonos que “hasta que no se retiren   las  demandas interpuestas (por parte de UGT y CCOO), no continuaríamos la negociación”. Desde entonces la situación está en punto muerto. 

Se ha dejado claro que se llevarán a cabo movilizaciones y otra serie de medidas de presión por todo el Estado si la patronal de la Dependencia no vuelve a la mesa de negociación del VII convenio estatal en la primera quincena del mes de septiembre.

La realidad es que no quieren negociar para alcanzar acuerdos que mejoresn las condiciones laborales de los/as trabajadoras/os. La dificultad, está en la figura profesional de la GEROCULTORA  quieren  “chica para todo”.  El no llegar  al consenso es porque exigimos separación de funciones para que la calidad del servicio no se resienta, porque entendemos que es  incompatible una gerocultura con una limpiadora y que éstas hagan las mismas funciones.

La Secretaria de FSP-UGT de Castilla León, Fonsi Bonafonte Calama,  hizo hincapié en que el trabajo de cuidados recae por adscripción de género en las MUJERES y hoy sigue siendo un trabajo poco valorado, invisible y  precario. “No podemos  sacar sangre de la parte más débil”, la calidad en el empleo pasa por mejorar las condiciones laborales.

 

SÍGUENOS

Revistas

   
IR ARRIBA