UGT DENUNCIA LA PRECARIEDAD LABORAL EN EL SECTOR DE LA DEPENDENCIA

UGT DENUNCIA LA PRECARIEDAD LABORAL EN EL SECTOR DE LA DEPENDENCIA

DE LA DISCRIMINACIÓN DE GÉNERO QUE SUFRE EL SECTOR DE LA DEPENDENCIA, A LA PÉRDIDA DE DERECHOS.

¿Qué impacto está teniendo la crisis en los derechos de las mujeres trabajadoras en el sector de la dependencia? ¿Será que el trabajo de cuidados es la semilla de múltiples discriminaciones para mantener la desigualdad en cuanto a derechos laborales? ¿O es qué se está planteando un cambio de modelo que plantea necesariamente una reformulación de los derechos de las mujeres para seguir cubriendo las carencias que tiene el sistema de la dependencia? ¿Qué papel nos reservan a las mujeres este nuevo modelo? ¿Cómo manejar los riesgos cuando el miedo es omnipresente en los centros de trabajo?

En la actualidad, son muchas las preguntas planteadas, pero pocas las respuestas para las miles de mujeres que sufren la discriminación en este sector debido a que “no se pone en valor su trabajo”.

En un ejercicio de responsabilidad, UGT presenta la CAMPAÑA “POR LAS PERSONAS TRABAJADORAS EN LA ATENCIÓN A LA DEPENDENCIAcon el objetivo de promover la igualdad en el sector de la dependencia y poder ROMPER con la INJUSTICIA y la DESIGUALDAD que sufre el sector.

La rueda de prensa, en clave de igualdad, perseguía sensibilizar a los medios poniendo luz sobre los problemas del precarizado sector de “cuidados”, defendiendo los derechos de las trabajadoras, aun hoy más lesionados por los efectos de la crisis.

UGT pretende conseguir en primer lugar, un RECONOCIMIENTO de la figura central en los sistemas de cuidado, además de establecer los mecanismos necesarios que garanticen un empleo de calidad, profesional y con derechos. Esto no será posible sin la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, y el desarrollo de las competencias y cualificación profesional de l@s trabajador@s del sector.

La falta de interés de la noticia por no ser una crónica nueva, siempre nos deja en un segundo plano para los medios de comunicación. Se está poniendo en riesgo la salud laboral, física y psicológica, de las trabajadoras, pero no se visibiliza y “lo que no se conoce, no existe”. Por consiguiente, cuando  las mujeres llevamos años luchando por ser sujetos de derechos, por poner en la agenda política cuestiones que nos afectaban a las mujeres por el hecho de ser mujeres, ¿es un olvido inocente?....Las diferencias de trato son situaciones arraigadas estructuralmente en la sociedad (tradiciones y roles de cuidado), por ello la consideración de problema social, que requiere de una respuesta integral por parte de los poderes públicos.

El Sector de la Dependencia en Castilla y León es femenino, del total de 5500 trabajadores, 4972 (90%) son mujeres y 528 (10%) son hombres. El volumen de negocio se centra en:

• RESIDENCIAS DE TERCERA EDAD (650 centros de trabajo y 1500 personas trabajadoras)

• SERVICIOS DE AYUDA A DOMICILIO (4.500 personas trabajadoras en toda la comunidad)

En la actualidad tenemos 17.537 beneficiarios con ayuda a domicilio, que representan el 19,31% de los que cobran prestación de dependencia.

Como consecuencia de un empleo feminizado, desvalorizado socialmente, precarizado por su condición de mujer, seremos las mujeres las que sigamos sufriendo un mayor impacto negativo de la crisis, porque además, un trabajo precario tiene una protección social precaria.

En este sector se nos exige ser la “marca blanca” del “negocio”, por ser más productivas y más baratas, es decir, somos más explotadas.

En un contexto de crisis, no es de extrañar que el empresariado quiera aprovechar la desigualdad para mantener la discriminación. En este sentido se plantea la “polivalencia” por la patronal en la Mesa de Negociación del VII Convenio de la Dependencia, como un concepto de “modernidad” y como única solución para la viabilidad de las empresas.

Al mismo tiempo, tratan de jugar con otros dos conceptos: IGUALDAD y MUJER, sin cuestionar que el III ACUERDO PARA EL EMPLEO Y LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA del 2015-2017 firmado por las Organizaciones Empresariales y los Agentes Sociales hace una apuesta decidida por la Igualdad de trato y de oportunidades, como un elemento indispensable para el mantenimiento y la recuperación del empleo de calidad. UGT no está dispuesta al mejor negocio para las empresas “cobrar poco y que hagan de todo”, porque además no han tenido en cuenta que hay cosas con las que no se juega y una de ellas es la MUJER.

Si tenemos en cuenta que la igualdad es un espejismo en el sector de la dependencia, no podemos obviarla en la Negociación Colectiva, pues, sin igualdad real en el sector del cuidado será imposible avanzar. Tampoco las Administraciones se pueden quedar atrás, ya que son ellas las que alimenten los estereotipos de género para favorecer la discriminación. Los recortes en la financiación están provocando un deterioro de las condiciones laborales de las trabajadoras y, por lo mismo, dificultando la adecuada atención a los dependientes

 

Por otra parte, los aumentos de los copagos están generando un retiro silencioso de los usuarios, lo que está poniendo en riesgo el empleo. Del mismo modo, la falta de control de las Administraciones, que delegan su gestión a empresas con intereses mercantilistas, está poniendo en riesgo la salud de las trabajadoras, ¿interesa que este modelo de trabajo “cobrar y hacer de todo” se consolide?

FSP-UGT Castilla y León exige a la patronal en la Negociación del VII Convenio de la Dependencia que asuma RESPONSABILIDADES para dignificar el empleo aceptando la propuesta presentada por UGT, basada en el  sistema de Cualificación Profesional.

Con la misma COHERENCIA insta a las ADMINISTRACIONES para que velen por la calidad en los servicios de la dependencia.

Fonsi Bonafonte Calama

SECRETARIA DEL SECTOR SOCIOSANITARIO

FSP-UGT CASTILLA Y LEÓN

 

 

SÍGUENOS

Revistas

   
IR ARRIBA