UGT DENUNCIA: "EL INCENDIO SE PODRÍA HABER APAGADO EN DIEZ MINUTOS"

 

Los representantes de los trabajadores del operativo de incendios denuncian la "ineptitud apabullante" de la política forestal de la Junta de Castilla y León, con efectivos y medios insuficientes, contratos precarios y falta de formación.

El incendio que el pasado mes calcinó buena parte de la provincia de Ávila «se podría haber apagado en diez minutos». Así de claro lo tienen los representantes sindicales de los trabajadores, tanto públicos como de la empresa Tragsa, del operativo de incendios forestales.

De hecho, para José Carlos pajares, secretario de la Federación de Servicios Públicos de UGT en Ávila, este incendio ha evidenciado una vez más «la ineptitud apabullante» de la política forestal de la Junta de Castilla y León a la que este sindicato lleva años solicitando que se mantenga durante todo el año el operativo de incendios esgrimiendo el argumento de que «los incendios se apagan en invierno». Una petición, recordó Pajares, que el Consejero de Medio Ambiente no atiende, lo que lleva a UGT a preguntarse si la idea es esperar «que el operativo se deteriore lo suficiente para tener una excusa para poder privatizarlo». De hecho, Pajares lamentó que pese a los informes con las carencias y necesidades que todos los años el sindicato envía a la Junta de Castilla yLeón ésta administración no tome medidas, anunciando que a partir de ahora estos informes se remitirán a la Inspección de Trabajo.(Diario de Ávila).

 

Revistas

   
IR ARRIBA