UGT SERVICIOS PÚBLICOS CYL SOLICITA A LA CONSEJERÍA DE SANIDAD LA PARALIZACIÓN DE LOS PROCESOS DE ESTABILIZACIÓN DE LA DIPUTACIÓN DE BURGOS PREVISTOS

La provincia de Burgos, atendiendo a los propios datos de la Junta de Castilla y León, se encuentra en nivel 4 de alerta con un alto índice acumulado de COVID. Aún así, la Diputación, en lo que entendemos un acto de irresponsabilidad, ha convocado unas pruebas selectivas en las que están convocadas más de 6000 personas.

Dicha convocatoria según se lee en el BOP de Burgos en la publicación de las listas, con fecha 12 de febrero, considera que dichas pruebas no son ni urgentes ni imprescindibles ya que todas las plazas actualmente están ocupadas por personal interino.

UGT, ha solicitado en numerosas ocasiones que dichas pruebas se paralicen en tanto en cuanto la situación sanitaria no lo permita. Asimismo, el personal interino y otros aspirantes, presentaron más de 625 firmas para solicitar a la Diputación que paralizará dichos procesos.

Aún así la Diputación, desoyendo a su propio personal, a los sindicatos, ha optado por seguir adelante en este momento con unas pruebas que ponen en riesgo la salud de todos los aspirantes y de su propio personal. Hay que recordar que estas pruebas son de la agrupación profesional, y en su inmensa mayoría, es personal de limpieza de los 5 centros residenciales de Titularidad Provincial.

La Diputación convoca 91 plazas con 6.029 aspirantes en total. Asimismo, el lugar elegido por la Diputación es Aranda de Duero, lo que conllevará el traslado de personas, sin vehículo y coche, lo que para nuestro sindicato pueden ser mas de 10000 personas las que acudan a dicho lugar donde se realizarán las pruebas.

UGT considera un despropósito tal movilidad de personas, en una situación donde no se pueden juntar mas de 6 personas en una terraza, y en cambio, quieren hacer una prueba donde hay más de 1600 personas para 58 puestos de limpiador para residencias de Burgos.

La obcecación del responsable de personal, del partido de Ciudadanos y la dejación del propio presidente de la Diputación, pone en riesgo la salud pública.

Por ello, el sindicato lleva realizando concentraciones en la propia Diputación todos los viernes, para hacerse oír, ya que la política de personal de dicha administración, está de espaldas a las reclamaciones del propio personal y de los sindicatos más representativos.

La federación autonómica, se une y apoya dicha reclamación y para ello, hemos solicitado de forma urgente una reunión a la Consejería de Sanidad, a través de su Dirección General de Salud Pública, para que pare este sin sentido.

En estos momentos no es lógico, adecuado ni urgente unas pruebas que ponen en riesgo la salud pública, cuando dichos puestos no se encuentran vacantes, y por ello, solicitamos que se paralicen, hasta que la situación sanitaria se encuentre en una incidencia acumulada de 25 casos, para pasar a la nueva normalidad.

 

Tomás Pérez Urueña,

Secretario General FeSP-UGT CyL.

 

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA