UGT SERVICIOS PÚBLICOS DENUNCIA LA PÉRDIDA DE 800 PUESTOS DE TRABAJO POR EL CIERRE DE CENTROS DEL MINISTERIO DE DEFENSA EN CASTILLA Y LEÓN

UGT Servicios Públicos de Castilla y León quiere poner de manifiesto las consecuencias de la decisión adoptada por Defensa de centralizar en Córdoba los talleres que dependen del Ministerio, lo que supone “la desaparición de dos cuarteles que eran el buque insignia en cuanto a la creación y mantenimiento de puestos de trabajo de personal civil, tanto laboral como funcionario”. Los talleres afectados son los de Valladolid y Segovia con una plantilla de más de 800 trabajadores civiles y militares, de los que 260 corresponden al PCMASA de Segovia (160 trabajadores civiles y 100 de personal militar).

En Valladolid, son dos los parques afectados, el Parque y Centro de Mantenimiento de Armamento (PCMAYMA), situado en el Pinar de Antequera, “el tercero en importancia a nivel nacional por su capacidad y especialidad en armamento”, con una plantilla actual de 60 trabajadores civiles, aunque llegó a tener en su momento más de 200 trabajadores, 100 de ellos civiles y 107 de personal militar.

El segundo taller afectado en Valladolid es la Agrupación de Apoyo Logístico (AALOG/61), integrada en la Base del Empecinado, que ha sido la cabecera de apoyo logístico de la zona noroeste, integrada por Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y Castilla y León, durante más de 70 años, añadiendo el mantenimiento de vehículos y material de campaña, así como el apoyo a las fuerzas de la OTAN en misiones de paz. En este centro, según los datos de los que dispone el sindicato, la plantilla, que llegó a tener 130 trabajadores civiles y con distintas especialidades de técnicos superiores, actualmente es de 50 trabajadores civiles, puestos de trabajo que desaparecerán como consecuencia de los nuevos planes y adaptaciones orgánicas dentro del Ministerio de Defensa, que convertirán esta Agrupación en Unidad Auto Exportable. Estos nuevos planes también afectarán a los 429 efectivos militares que en algunos casos se destinarán a otras unidades del Ministerio de Defensa.

Tomás Pérez Urueña, Secretario General de UGT Servicios Públicos de Castilla y León; Ovidio Martínez Martínez, Secretario de Administración General del Estado UGT Servicios Públicos de Castilla y León y Germán País Arroyo, Secretario de Administración General del Estado UGT Servicios Públicos de Valladolid, han hecho un llamamiento hoy en rueda de prensa a las Administraciones para “que se unan y no contribuyan a la destrucción de empleo en nuestra Comunidad”.

Para comenzar el turno de intervenciones en la rueda de prensa, Tomás Pérez Urueña ha asegurado que se trata de “un tema preocupante porque uno de los principales problemas de Castilla y León es la despoblación. Esto sucede por la pérdida de empleo de calidad. Queremos que las administraciones que intervienen en CyL se unan para conseguir que estos pueblos se sustituyan por otros de similar categoría”.

Ovidio Martínez, por su parte, ha lamentado una situación que se repite bastante en la comunidad, aunque esta vez corra a cargo de la AGE. Según datos del sindicato, en CyL hemos perdido a lo largo de la última década un 20% de empleo en esta Administración (la Administración General del Estado). Y es que, en palabras del Secretario de AGE de CyL, “cada vez que hay una decisión política, repercute en pérdida de empleo en nuestro territorio”. Cabe recordar que las consecuencias no son solo las del traslado de capital humano, sino también la de pérdidas de inversión en instalaciones que se han llevado a cabo en los últimos 10 años con inversiones millonarias (de hasta 100 millones de euros) en varias bases a lo largo de la comunidad, que se encuentran actualmente sin uso a la espera de dotarlos de proyecto y medios humanos.

Asimismo, Germán País Arroyo ha aludido a las consecuencias que va a tener en Castilla y León. En su intervención, ha explicado que los centros de Segovia y la AALOG 61 de Valladolid van a englobar la base logística de Córdoba, pese a que, hasta el momento, funcionaba activamente en mantenimiento de vehículos y armamento militar para la OTAN. “Esto implica una pérdida de conocimiento de manera irremediable porque no se ha renovado la tasa de reposición del personal que se ha ido jubilando, pero se trata de plazas que se van a amortizar en una comunidad mermada por la falta de expectativas profesionales” ha explicado el secretario de AGE en Valladolid. “De igual manera”, ha añadido, “el personal militar también se ve reducido y trasladado, lo que supondrá una pérdida de habitantes y de servicios destinados a ellos”. Además, ha anticipado que el centro de Villanubla, en Valladolid, será el próximo afectado por los cierres y traslados del Ministerio de Defensa “que parece tener la intención de desmantelar las bases de la zona noroeste y trasladándolas al sur del país”.

Para finalizar, Tomás Pérez Urueña ha querido insistir en que “las administraciones deben ser mucho más receptivas porque solo PSOE y Podemos han querido recibirnos para hablar de este problema. Recordemos que uno de nuestros mejores recursos es el sistema educativo, pero estamos gastando recursos que terminan dando sus frutos fuera de la Comunidad. Existe una desidia de las administraciones por la lucha real contra la despoblación. La despoblación se ha convertido en un lema, pero no en una prioridad”.

 

 

 

Revistas

   
IR ARRIBA